Let it be...

miércoles, 6 de julio de 2011

Álbum -Sgt. Pepper's Lonely Hearts Club Band!

Sgt. Pepper's Lonely Hearts Club Band (en español: La banda del Club de Corazones Solitarios del Sargento Pimienta) es el octavo álbum de estudio de la banda británica The Beatles. Es a menudo citado por la crítica como una de sus mejores obras y uno de los discos más influyentes de todos los tiempos, apareciendo en el primer lugar de la lista de los "500 mejores álbumes de todos los tiempos" en la revista Rolling Stone. Se grabó en un periodo de 129 días, y fue lanzado el 26 de mayo de 1967 en el Reino Unido (cinco días antes de la fecha prevista, el 1 de junio de 1967) y el 2 de junio en Estados Unidos.

Inmediatamente después de salir a la venta, se convirtió en una sensación popular. Innovador en muchos sentidos, desde la estructura hasta las técnicas de grabación, influyó en casi todos los trabajos de los géneros pop y rock que se hicieron después. Es uno de los seis álbumes certificados con disco de diamante de The Beatles, lo que los convierte en los máximos ganadores de este reconocimiento en la historia de la música. Los otros álbumes con disco de diamante son The Beatles/1962-1966, The Beatles, Abbey Road, The Beatles/1967-1970 y 1.


Historia previa

El disco surgió de una serie de experimentos de estudio, después de que los Beatles decidieron dejar las actuaciones en vivo en agosto de 1966, cansados de los gritos de las fans, que no los dejaban escucharse a sí mismos en sus actuaciones, y de las amenazas de que fueron víctimas en Filipinas y Estados Unidos. También estaba el motivo de no disponer apenas de tiempo libre ni de intimidad para ellos mismos a causa de las constantes actuaciones en las que se veían siempre envueltos.

Los diarios, además, no dejaban de presionarlos con duros comentarios: «¿Dónde están los Beatles?» «¿Se les han acabado las ideas?» ¡Los Beatles están acabados!...

 Inspiración

La idea de un disco conceptual, en el que todas las canciones estuviesen unidas, se le ocurrió a Paul McCartney para tratar de superar la belleza de Pet Sounds, un trabajo de los Beach Boys, que había aparecido unos meses antes.

«Es el mejor disco vocal que se haya grabado nunca», exclamó McCartney cuando lo escuchó, «... es en realidad una obra maestra». La semilla del Pepper estaba sembrada.

Cuando Paul voló de regreso al Reino Unido, su cabeza rebosaba de ideas. ¿Por qué no hacer algo igual?; o mejor aún, ¿por qué no superar eso?. Imaginó, al igual que Brian Wilson, un disco que fuera personal, mucho más atrevido que cualquier cosa que hubieran hecho antes y con una producción muy cuidada.

McCartney tenía la idea de crear un disco en secreto, cuyo nombre sería Sgt. Pepper's.... Pero la idea fue descartada y quedaron sólo dos canciones: la primera, «Sgt. Pepper's...», y «With a little help...», cantada por Ringo Starr en la voz de Billy Shears.

Cuando se les fue planteado el concepto a los Beatles restantes y a Martin, decidieron aceptar el reto. Sin embargo, en su origen el concepto del disco no era el que hoy conocemos. La idea era que se plasmaran vivencias personales y que el nombre fuera Dr. Pepper.

Lo primero se logró, lo segundo no, por cuestiones de derechos (la bebida estadounidense de nombre Dr Pepper), así que decidieron que The Beatles sería una banda militar y que el director fuera el Sgt. Pepper.

 El disco

Grabado en una época de psicodelia y experimentación, el álbum, producido por George Martin, fue un precursor de nuevas técnicas de grabación y composición. Como sus discos precedentes, el disco se grabó haciendo uso de una técnica llamada «reducción de mezclas», en la cual las canciones se grababan en una grabadora de cuatro pistas, que luego se mezclaban para ser incluidas en una de las cuatro pistas de una segunda grabadora principal. Esto permitió a los ingenieros darle a los Beatles prácticamente un equipo multi-pistas para que pudiesen grabar sus cada vez más complejas canciones en los estudios de grabación de EMI.

La idea central del álbum, sugerida por Neil Aspinall, consistió en que los Beatles tomasen el papel de La banda del Club de Corazones Solitarios del Sargento Pimienta, dejando atrás limitaciones y transformando al rock en objeto de culto. En 13 canciones llevaron al límite el concepto del rock, agregando orquestaciones, instrumentos hindúes, grabaciones tocadas al revés y sonidos de animales. Rock, music hall, baladas, jazz y hasta música oriental se mezclaron en Sgt. Pepper.

El disco comenzaba con ruido proveniente de un público expectante que explotaba con los primeros riffs de guitarra eléctrica de la canción que da título al disco: «Sgt. Pepper's Lonely Hearts Club Band». El resto de la canción era una mezcla de guitarras, cornos y voces de los cuatro Beatles, y, desde el punto de vista temático, era la invitación que hace la banda, para que el "adorable público" se incorporase de lleno al show y el anuncio de que va a cantar Billy Shears, en realidad Ringo Starr.

Después de ese tema, sin pausa ni silencio intermedio, empezaba «With a Little Help from My Friends», cantada por el baterista Ringo Starr —una oda a la amistad con una contagiosa sensación de esperanza y un respiro entre las estridentes guitarras de la primera canción y la psicodelia de la tercera:

«Lucy in the Sky with Diamonds», de Lennon, con una letra que nos trasladaba a un mundo donde todo podía suceder. La psicodélica melodía fue alterada al extremo que se había pensado que cada nota estaba con una velocidad superior o inferior a la anterior. Se ha especulado que sus iniciales - LSD - pudiese coincidir con la droga que los Beatles consumían en aquella época, aunque John Lennon había afirmado tantas veces que el título hacía referencia a un dibujo sobre una compañera de clase que su hijo había dibujado en la escuela, que probablemente fuera una casualidad que el acrónimo del título de la canción se refiriese a esa droga. Según Lennon, la idea de este mítico tema surgió de un dibujo que realizó Julian de una compañera de clase. El niño le enseñó a su padre el dibujo en el que una niña sonreía y sus ojos parecían piedras preciosas. Julian le dijo a su padre: «Look dad, it's Lucy, in the sky with diamonds» («Mira papá, es Lucy, en el cielo con diamantes»). Lucy se convirtió en un icono, pues llegó a ser el personaje femenino, primero del álbum, luego de los Beatles (apareció también volando en «I'm The Walrus») meses después; también del rock de vanguardia de aquel entonces (apareció también volando en «Let There Be More Light», de Pink Floyd), incluso en la película Yellow Submarine, y trascendió más allá del arte: su nombre fue utilizado por los arqueólogos que escuchaban la canción («Lucy» fue llamada la australopitecus hembra cuyos restos fueron hallados en África en 1967, ya que el científico que la descubrió había puesto la radio y en ese momento estaba sonando esa canción; Lucy posiblemente sea el primer ejemplar de una especie homínida con lenguaje y creencias).

«Getting Better» fue otra de las canciones que cambiaron las estructuras básicas del rock para transformarlas en algo totalmente nuevo. Con sus arreglos de sonido y su particular y constante sonido de guitarra, este tema fue un canto a la felicidad y esperanza de cambio. En este título se apreció en la letra el contraste de las actitudes de Lennon y McCartney. Según los mismos Beatles, «Getting Better» era una frase muy repetida por Jimmy Nicol, el baterista que suplió a Ringo Starr en la gira del verano de 1964.

«Fixing a Hole», pareció haber sido influida por la década de los años 20 o de los años 30, aunque poseía también algo nuevo e innovador, como la combinación de guitarras y teclado y la capacidad de McCartney de alternar entre armonías, al igual que en el siguiente tema.

«She's Leaving Home», una pieza musical en la que nos veíamos envueltos, de la mano de cuerdas clásicas y arpas, en el dolor de una joven que abandonaba su hogar. Los Beatles se colocaron en el lugar de la chica, no sólo en el de los padres. La idea de componerla, según McCartney y Lennon, surgió de una noticia que contaba la historia de una chica que se fugó de su hogar para poder vivir con su novio, pero la verdadera historia no duró mucho tiempo ya que la joven volvió a su hogar a la semana siguiente.

El sonido de la siguiente canción, «Being for the Benefit of Mr. Kite!», nos trasladaba a un gran circo, con enanos, acróbatas y hasta un caballo que baila el vals; con clavicordios, órganos, una batería hipnótica, sonidos de feria y la voz nasal y fría de Lennon. Cuando Lennon explicó a George Martin el ambiente que quería crear para esta canción le dijo: «Quiero oler a serrín».

«Within You Without You» fue de estilo hindú de la mano de George Harrison, con su sitar y acompañamiento de violines recorriendo escalas orientales mientras con su voz ensoñada nos hablaba de Dios, de las personas y del amor.

«When I'm Sixty-Four», una obra de McCartney, mostraba una historia sobre el amor eterno, aunque con un aire de cabaret, dado por los clarinetes, que la hacía única e inconfundible, sin dejar de ser puramente naif. Esta canción fue escrita por McCartney en su adolescencia, interpretada con frecuencia en el Cavern Club y grabada en este álbum.

«Lovely Rita» era un pop renovado en contraste con la canción anterior, con excelentes arreglos pianísticos y hermosas voces de McCartney y Lennon. Para las personas que creían en la supuesta y nunca demostrada muerte de Paul McCartney, la canción contenía un misterioso mensaje. El mito de la muerte del músico decía que éste murió en un accidente de automóvil un miércoles a las 5 (por eso muchas de sus canciones hacían alusión a este día y esta fecha), no notó que el semáforo había cambiado por estar mirando a una inspectora de parquímetros (a las que normalmente se las llamaba Meter maids). Este mensaje se encontraba en la última canción del álbum, y relacionado con la portada de Abbey Road, dio lugar a la leyenda de la muerte de McCartney y su reemplazo por William Campbell (de nombre artístico Billy Shears).

«Good Morning Good Morning» que comenzaba con un gallo anunciando el amanecer. Fue ideada por Lennon a partir de un anuncio de cereales de maíz Kellogg's, una conocida marca identificada por un gallo. En el final se incorporaron una serie de ruidos de animales que aparentemente se comen unos a otros. Escuchábamos caballos, hasta incluso una turba persiguiendo a una zorra. Con el ruido del un diapasón pasábamos a la próxima canción.

Casi llegando al final, el reprise de la primera canción tenía básicamente su mismo ritmo, aunque sin los arreglos de viento y un tanto más rápida, sumando además una guitarra que la hacía inconfundible y mantenía un ritmo rockero.

Para terminar: «A Day in the Life», una obra de arte creada tanto por Lennon como por McCartney, un bis basado en un collage, noticias tomadas en un periódico y sus respectivas reflexiones en la voz nasal y soñadora de John, que le había permitido hacer una visión critica muy especial de lo que describía en la canción. En el sonido remasterizado del álbum editado en CD, se podía escuchar una hoja, una silla que rechinaba, el aire acondicionado y algunos pasos en el estudio.

Al final del disco existía un sonido de alta frecuencia (15 kHz). El tono de alta frecuencia era únicamente audible para ciertas personas, ya que era inaudible para muchos adultos, pero los niños y adolescentes podían oírlo. Luego había unos ruidos de voces extrañas que se desvanecían en el silencio, segundos de galimatías aparentemente invertidos, nos hacían intuir un mensaje oculto. En realidad éstas fueron grabadas para ocupar el último surco del disco, siempre vacío, y así, mediante esta broma por parte de los Beatles, hacer que alguna gente, que no tenía tocadiscos automático (la mayoría en 1967) escuchara sin cesar el molesto ruido.


El diseño

Sgt. Pepper no destacó sólo por su música, sino por el concepto y la portada diseñada por el artista pop Peter Blake: una fotografía de los cuatro Beatles vestidos como sargentos delante de un collage de rostros célebres. Dicho vestuario fue creado por el diseñador mexicano Manuel Cuevas. Entre los rostros célebres se encontraban Marilyn Monroe, Marlon Brando, Edgar Allan Poe, Aleister Crowley, Bob Dylan, D.H. Lawrence y hasta Shirley Temple. El rostro del actor mexicano Germán Valdés «Tin Tan» estaba previsto que apareciera en la portada, pero se negó a última hora, enviando en su lugar un árbol de la vida de Metepec (figura de barro tradicional mexicana) que se incluyó en un extremo de la portada del disco. También se podía observar a la derecha de los Beatles unas figuras de ellos mismos en sus primeros años de fama. También iban a aparecer las figuras de Gandhi, Hitler y Jesucristo, pero se cambió, ya que poco antes, Lennon dijo la frase de «más populares que Cristo» y era mejor no ofender a hindúes, judíos y cristianos.

Mucha gente creyó que la portada contenía un mensaje oculto sobre la supuesta muerte de McCartney, ya que en la parte inferior de ellos parecía haber una tumba adornada con flores y un bajo (también hecho de flores) mirando al lado izquierdo (ya que Paul es zurdo) y con solo 3 cuerdas, lo que significaría que faltaba un Beatle. Muchas especulaciones se habían hecho, aparte de que sobre su cabeza figurara la palma de una mano abierta (como en muchos otros álbumes), y en la contraportada estaba dando la espalda como en señal de irse.

Además, fue el primer disco que se vendió con las letras de las canciones impresas. Aunque se quiso evitar esto, poco se pudo hacer, ya que la letra de las canciones era propiedad intelectual de sus autores.

El álbum causó sensación en su época y sigue causándola, manteniendo la emoción y frescura. Es un disco que ha influido en generaciones de músicos con diferentes propuestas y estilos.

La portada de este disco fue creado por Jann Haworth y Peter Blake. Ellos ganaron el premio Grammy por Mejor portada de Álbum, en 1968 por su trabajo en la portada.






















The Beatles

* John Lennon: voz solista, segunda voz, armonía vocal en «Sgt. Pepper's Lonely Hearts Club Band»; guitarra solista, guitarra rítmica, guitarra rítmica acústica en «Lovely Rita», guitarra acústica y piano en «A Day in the Life»; cencerro en «With a Little Help from My Friends»; órgano Hammond en «Being for the Benefit of Mr. Kite!»; percusión vocal y peine y papel en «Lovely Rita».

* Paul McCartney: voz solista, segunda voz, armonía vocal, voces en «When I'm Sixty-Four»; bajo; guitarra solista; piano, órgano Hammond; peine y papel en «Lovely Rita».

* George Harrison: voz solista en «Within You Without You», segunda voz, armonía vocal; guitarra rítmica en «Sgt. Pepper's Lonely Hearts Club Band», guitarra solista, guitarra acústica; sitar en «Within You Without You», tambura; armónica en «Being for the Benefit of Mr. Kite!»; maracas en «A Day in the Life»; guitarra rítmica acústica y peine y papel en «Lovely Rita».
 

* Ringo Starr: voz solista en «With a Little Help from My Friends» y voz en «Sgt. Pepper's Lonely Hearts Club Band (Reprise)»; batería; pandereta; bongós y piano en «A Day in the Life», congas en «Getting Better», maracas, campanas en «When I'm Sixty-Four»; armónica en «Being for the Benefit of Mr. Kite!»; peine y papel en «Lovely Rita».

No hay comentarios:

Publicar un comentario