Let it be...

sábado, 26 de noviembre de 2011

Soñar con amor

El amor en sí implica sufrimiento, sin por ello dejar de ser hermoso.
En consecuencia, soñarse amado por un amor intenso insinúa que tendrá un futuro sonriente y prometedor, no importa que la otra persona de momento lo rechace, claro está, visto eso en el mismo sueño.
En cambio, si la otra persona acepta, insinúa que hay algún rival peligroso, por lo que debe permanecer alerta.
Soñarse muy amoroso con una persona del sexo opuesto insinúa que hay necesidades sexuales no satisfechas, reprimidas, o por lo menos deseos de conseguir aventuras fáciles que le hundirían en el desprestigio, especialmente si quien lo sueña es mujer.
Soñar a otras personas exageradamente amorosas insinúa que pronto alguien hará proposiciones indecorosas, aunque no sean precisamente sexuales.
Cuando una mujer se sueña muy amorosa con un hombre sin ser su esposo, indica anhelo, deseo de relaciones ilícitas, tal vez como consecuencia de frecuentar amistades inapropiadas.
Una mujer casada que se sueña muy amorosa con una persona ajena a su familia insinúa que desea tener relaciones sexuales fuera del matrimonio.
Cuando un hombre se sueña amando honestamente a una niña o a una joven, es anuncio de futura prosperidad y alegría, pero también de sufrimientos y tropiezos.
Si en el sueño aparece como una mujer de edad (entre más vieja, peor) indica que lo agobiarán las penas, tristezas y puede ser hasta la miseria.
Soñarse buscando a un ser amado, aunque no se identifique a ninguna persona en particular, insinúa que el o la soñante anhelan amar y ser amados, tal vez porque en la propia familia no reciban cariño.
En el caso de una joven soltera, suele ser un anhelo de matrimonio, aunque aún no cuente con ningún prospecto.
En el caso de una mujer casada, puede ser frustración porque el esposo o los hijos o familiares no le están dando suficiente cariño.
Soñarse en amores fallidos suele ser consecuencia de fracasos ya vividos o del temor a padecer frustraciones en el futuro.
Este sueño suele ser anuncio de desesperación o divorcio, o de fracaso en la sociedad, por ejemplo, en las relaciones comerciales o políticas.
Por lo general, este sueño insinúa que el soñante normalmente busca el éxito para su beneficio sin pensar en lo espiritual, en los ideales o en el amor verdadero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario